Nombre de la Organización

KYOKUSHINKAIKAN

KARATE DO DE MEXICO

Servicios

ENSEÑANZA Y

PRACTICA DEL AUTENTICO

KARATE JAPONES

KYOKUSHINKAI

I.K.O. MATSUSHIMA

 
 
Ubicación:
 
  • CDMX
  • ESTADO DE MEXICO
  • ACAPULCO - GUERRERO
  • VERACRUZ - VERACRUZ
  • TIJUANA - BAJA CALIFORNIA

 

 

 

 

Contáctanos:

WhatsApp:

5554081176

Email: 

kyokushin@kyokushin.mx

FaceBook: 

IKO 3 Kyokushin de México

Descripción:


Insertar aquí fotografía
 

FUNDADOR

SOSAI MASUTATSU OYAMA

 

 

 

 
 

 

 

Yong-I Choi

Sosai Masutatsu Oyama nació el 27 de julio de 1923 y recibió el nombre de Yong-I Choi. Su lugar de nacimiento fue el pequeño pueblo de Wa-Ryongri en el distrito de Yong-chi Myonchul Na Do, en Corea del Sur. Su familia, considerada aristócratas, pertenecía al clan Yangban. Su padre, Sun Hyang, era el alcalde de Kinje, una ciudad cerca del pueblo donde nació Yong-I Choi. Como un niño pequeño de nueve años de edad, mientras se encontraba en la granja de su hermana en Manchuria, Oyama comenzó a estudiar la forma de artes marciales Kempo del sur de China, conocida como "Dieciocho Manos" bajo la instrucción del Sr. Yi.

Japón

En 1938, Masutatsu Oyama viajó a Japón con el deseo de ingresar a la escuela de aviación y convertirse en piloto de combate, pero debido a muchas razones no pudo ingresar se vio obligado a abandonar su sueño de ser piloto y posteriormente a encontrar trabajo.

Artes marciales

En Japón comenzó a practicar judo, pero un día, el joven Oyama vio una demostración de artes marciales que lo llevó al dojo de Gishin Funakoshi y así comenzó a practicar el karate de Okinawa. Desde ese día, con dedicación que nunca vaciló a lo largo de su vida, Masutatsu Oyama se dedicó al karate. Cuando tenía veinte años, había ganado el rango de 4º Dan en Okinawa Karate.

Inspiración

Tras la derrota de Japón después de la Segunda Guerra Mundial, Masutatsu Oyama, como todos los demás jóvenes japoneses, se vio envuelto en una crisis personal. Encontró una forma de salir de su desesperación entrenando con So Nei Chu, un maestro coreano de Goju-Ryu Karate. Este gran maestro, famoso por el poder de su cuerpo que tenía una creencia espiritual muy profunda, tuvo una profunda influencia en Masutatsu Oyama. El Maestro así le enseñó que el BUDO y los fundamentos espirituales del budismo eran inseparables.

Entrenamiento en las montañas

Después de unos años de entrenamiento, "Master So" aconsejó a Masutatsu Oyama que dedicara su vida al karate y se retirara a un escondite de montaña y entrenara su mente y su cuerpo. Así que, en 1946, Masutatsu Oyama se dirigió a un lugar remoto, en las montañas. Para Oyama, este era el lugar ideal para entrenar e inspirarse en la misma tradición que su ídolo, Musashi. De los libros que Oyama llevó consigo en este viaje, ninguno fue más importante que la colección sobre Musashi, de Yoshikawa. Durante dieciocho meses, aislado en las montañas, Oyama se probó a sí mismo contra elementos de la naturaleza con escenarios como entrenar y meditar bajo cascadas heladas, realizar innumerables saltos sobre arbustos y rocas y utilizar árboles y rocas como makiwara para acondicionar sus manos, pies y piernas. Comenzaba a entrenar a las cinco de la mañana, corriendo por las pendientes empinadas. Usando rocas grandes como pesas, las levantaría cientos de veces para aumentar su fuerza. Además, realizó kata un mínimo de cien veces al día, así como cientos y miles de repeticiones de kihon (técnicas básicas); Continuamente llegaba a los límites de la resistencia humana. Al concluir su entrenamiento diario, leía varios escritos budistas, se sentaba en zazen y meditaba. También fue en este momento cuando Oyama comenzó a contemplar la idea del círculo y el punto para su karate. Fue acompañado por uno de sus alumnos llamado Yashiro. Su patrocinador y amigo, el Sr. Kayama, les traía alimentos cada mes. A través de un entrenamiento duro, Oyama aprendió a superar la tensión causada por la soledad, pero Yashiro no pudo soportarlo y huyó. La soledad se convierte en su mayor enemigo y cuando él estaba en su punto más bajo, se cortó una ceja para que no pudiera mostrar su rostro en público. A pesar de su determinación de no darse por vencido y regresar a casa, aproximadamente catorce meses después, el Sr. Kayama le dijo a Oyama que no podía continuar apoyándolo así que el plan original de Oyama de permanecer en soledad durante tres años se había acabado.

Los toros

En 1950, para probar su propio poder y para demostrarse a sí mismo y al mundo del karate, Masutatsu Oyama comenzó sus famosas batallas con toros; En parte para probar su fuerza y también para hacer notar al mundo el poder de su karate. En total Oyama luchó contra 52 toros, matando a 3 instantáneamente y tomando los cuernos de 49 con golpes a mano abierta o mano de cuchillo.

El Tour

En 1952, Masutatsu Oyama partió para USA y realizó 270 demostraciones. Durante estas demostraciones, sorprendería a la audiencia con sus habilidades para romper piedras y pronto fue conocido como la MANO DE DIOS. También hizo peleas de exhibición contra boxeadores profesionales, luchadores y judokas y ganó todos sus combates.

El primer dojo

Masutatsu Oyama abrió su primer "Dojo" en 1953 en Mejiro, un suburbio de Tokio. El poder de karate de Masutatsu Oyama estaba en su apogeo y el entrenamiento era muy severo. Para entonces, la influencia de su conocimiento en varias artes marciales, el karate Kempo Okinawa y el karate Goju se combinaron para formar lo que hoy se conoce como "Karate Kyokushin".

100 kumites

La organización de Kyokushin ha desarrollado su fuerza sobre la base de la capacidad de lucha y el coraje, por lo que Masutatsu Oyama estableció una prueba exclusiva de Kyokushin Karate, el "Los 100 kumites". Esta es considerada la prueba definitiva en el Kyokushin Karate ya que el practicante tiene que luchar contra 100 oponentes en combate de contacto completo de manera continua sin ser derrotado. Para demostrar que esta hazaña podía hacerse, Masutatsu Oyama luchó contra 100 oponentes durante tres días consecutivos. El quería continuar por un cuarto día, pero no quedaban oponentes dispuestos para pelear.

HONBU DOJO

El edificio de la Sede Mundial comenzó en 1963 y se inauguró oficialmente en 1964. Fue en este momento cuando Masutatsu Oyama adoptó el nombre de Kyokushin "La Última Verdad ". Antes de 1963 Masutatsu Oyama había llamado su karate Oyama Karate. El Honbu Dojo está situado en Nishi Ikebukuro, Tokio, que hoy es un Salón Conmemorativo de Sosai Oyama.